$213.322,03

12 cuotas sin interés de $17.776,84 12% de descuento pagando con Transferencia o Efectivo en Sucursal. Ver más detalles
Entregas para el CP: Cambiar CP
Nuestro local
  • Isaías Goldman Av. Eduardo Bulnes 1192 Esq. Pringles. Atención de Lun. a Vie. de 8.30 a 13 y de 14.30 a 18.30 hs. Sabados de 8.30 a 13 hs
    Gratis

Nuestro Tubo Radiante Cîroc es la mejor opción en calefacción infrarroja de baja temperatura para espacios abiertos y grandes como bares, restaurantes, shoppings e ideales para talleres, depósitos y fábricas.

El sistema entrega calor directamente a las personas y objetos, sin calentar el aire generando un área de confort en ambientes de gran altura con una potencia reducida o espacios abiertos antes desaprovechados en época invernal. Con la utilización del tubo radiante es posible transformar ambientes de baja productividad en altamente rentables.

Modelo TRM-20 monotubo de 9,44 mts. de largo, de 19700 kcal/hr, con una potencia de 80 wats y un peso de 78 Kgs.

Cuenta con un quemador presurizado especialmente diseñado con programador de llama electrónico, doble electroválvula de gas, presostato de aire e indicador luminoso de funcionamiento.
Reflector de acero inoxidable pulido tipo espejo que asegura una total reflexión de calor emitido por el tubo hacia la zona deseada.

VENTAJAS SOBRESALIENTES:
– Sin movimiento de aire, implica menos cantidad de partículas removidas.
– Menor potencia instalada.
– Ahorro de combustible (gas y electricidad).
– Totalmente silencioso.
– Al estar instalado en altura no ocupa espacio útil.
– Estéticamente superiores por su cuidado diseño.
– Funcionamiento automático por termostato de ambiente (opcional).
– Reflector de acero inoxidable, lo que le otorga excelente rendimiento y robustez.
– Componentes de reconocida calidad internacional.
– Salida de gases de combustión al exterior por chimenea.

PRINCIPALES APLICACIONES:
– Calefacción de espacios abiertos, sectores p/fumadores.
– Restaurantes y bares con mesas al aire libre.
– Quinchos.
– Galerías.
– Paseos comerciales semicerrados.
– Calefacción de puestos de trabajo en grandes naves industriales.
– Talleres.
– Depósitos, evitando condensación de mercadería.
– Múltiples procesos de secado.